Atletismo: BELÉN CASETTA, LUEGO DE TAFÍ DEL VALLE Y CON LA MENTE EN TOKIO

Belén Casetta, la gran atleta marplatense y recordista sudamericano de los 3.000 metros con obstáculos, pasó por el CeNARD e hizo un repaso de un 2020 que le puso varias piedras en el camino. “Quiero llegar a Tokio en la mejor forma”, afirmó.

(Fuente: Secretaría de Deportes de la Nación) 

La pandemia del COVID-19 y su rol protagónico a nivel mundial le pusieron más obstáculos de los que está acostumbrada a sortear cada vez que sale a una pista de atletismo a competir. Pero ella, como cuando está a punto de partir desde su andarivel, no se rinde. La marplatense Belén Casetta pasó por el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) luego de entrenarse durante tres meses en Tafí del Valle, Tucumán, y antes de retornar a su ciudad natal donde encarará otros dos meses de intensa preparación junto a su entrenador Leonardo Malgor.

Fue un año muy complicado. Al comienzo de la cuarentena yo estaba en Kenia y tuve que retornar por la situación sanitaria. Estuve encerrada en casa mucho tiempo sin poder entrenar: me prestaron una cinta y tuve la mala suerte de que la partí, hacía algunos circuitos de fuerza, pero tampoco se podía hacer mucho, algunos ejercicios aeróbicos, pero no podía entrenar los 3000 mil metros con obstáculos en casa, que es a lo que me dedico. Por eso, después de tanta inactividad me lesioné al retomar. Tuve un desgarro, pero es lógico porque el cuerpo te pasa facturas después de tanto tiempo parado”, recordó.

El hermoso paisaje de Tafí del Valle fue su hábitat durante el último tiempo. Antes, había planificado viajar a Cachi, Salta, para aprovechar su altitud, pero -a último momento- tuvo que cambiar sus planes debido a una prohibición municipal. “Fue entendible, porque cada intendente quiere cuidar a su pueblo, lo malo fue que me enteré un día antes con todos los bolsos y todo ya armado. Lo positivo fue que Tucumán me aceptó, le agradezco mucho a Adriana Nofal y también a la familia de Gustavo Zavadivker que me hospedó allá y durante tres meses me dieron un apoyo increíble. No conocía a nadie en Tucumán y fue increíble lo bien que me trataron, me recibieron primero en San Miguel de Tucumán y luego nos trasladamos a Tafí del Valle”, apuntó.

Lejos del ruido del AMBA y las grandes urbes, esta maravilla del Norte Argentino le permitió conectarse nuevamente con su cuerpo. “Ni bien me confirmaron que podía ir no dudé, metí mis bicicletas, mis valijas en mi auto y partí. ¡Para llegar allá manejé 19 horas corridas, sólo parando en las estaciones de servicio! Ponía música y por momentos hasta hablaba conmigo misma, planificando mis objetivos, visualizándolos. Esa soledad me motivaba a no aflojar. Pude salir a correr, andar en bici y también entrenarme con materiales que me prestó un gimnasio. Valió la pena”, reflexionó.

De paso por Buenos Aires, fue el CeNARD una parada obligada para charlar con la web de Deportes y el canal DeporTV. “Este lugar me trae lindos recuerdos de los torneos que disputaba acá, los sonidos que tiene este lugar y también esos disparos de fondo del polígono de tiro, son cosas que siempre recuerdo. No lo pisaba desde 2019 antes de viajar a Lima 2019 y me trajo suerte. Así que acá estamos”, contó.

Ahora, la espera su ambiente más conocido: la pista de atletismo de Mar del Plata, la Laguna y el paisaje de Sierra de los Padres, donde suele prepararse junto a su coach Leonardo Malgor. “Vamos a trabajar también con mi kinesiólogo específicamente en lo que necesito, para buscar mi mejor forma. Nos vamos a dedicar a entrenar con todo, tanto noviembre como diciembre y ojalá que en enero podamos viajar a Kenia para hacer una base de preparación allá. No hay certezas respecto a las competencias, más allá de que se hable de un Nacional en diciembre y los Juegos Olímpicos de Tokio, si bien tienen fecha y creemos que se van a disputar, habrá que ver cuál es la situación a nivel global el próximo año. Pero, mientras tanto, me propuse no aflojar”, contó.