Atletismo: HISTORIA Y MARCAS DE LOS CAMPEONATOS NACIONALES (PARTE 1)

CONCEPCIÓN DEL URUGUAY SERÁ LA PRÓXIMA SEDE DEL CAMPEONATO NACIONAL 

(Fuente: CADA; fotos: CADA y archivo Amaison) 

El próximo fin de semana -y por segunda vez en su historia- la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay será la sede del máximo evento de pista y campo de nuestro país, el Campeonato Nacional. En esta oportunidad se trata de la 99a. edición y a lo largo de su bella historia han pasado por allí todos los atletas que se convirtieron en referencia, ineludible, en cada una de las especialidades. Aquí vamos a citar diez hitos de dicho historial.

Los tiempos fundacionales

El primer Campeonato Argentino se disputó en 1920 y la primera organización atlética de alcance nacional se había fundado meses antes, el 4 de julio de 1919: era la Federación Atlética Argentina (hoy Federación Atlética Metropolitana) que, ahora, está celebrando su Centenario. Entre los ganadores de aquel primer Campeonato estuvieron atletas que, cuatro años más tarde, integrarán nuestra primera selección olímpica en París: el múltiple Enrique Thompson (ganó 800, garrocha y largo en los Nacionales) y Otto Dietsch (se impuso en 200 llanos y 110 con vallas).

La incorporación de las damas

Aunque desde la década del 20 había pruebas con participación femenina, su ingreso a los Campeonatos Nacionales recién se concretó en 1939, en simultáneo con la apertura a los Campeonatos Sudamericanos. Entre las medallistas estuvo allí una jovencísima Ingeborg Mello, recién llegada de Alemania, huyendo de la barbarie nazi. Ingeborg -posteriormente nuestra «gran dama del atletismo», múltiple campeona sudamericana y panamericana, y finalista olímpico- en su debut en los Nacionales fue subcampeona de disco y jabalina, y tercera en bala.

La presencia de los oros olímpicos

Aunque la edad de Juan Carlos Zabala («Zabalita», «El Ñandú Criollo») nunca se pudo establecer con precisión, tendría aproximadamente 18 años cuando hizo su aparición en los Nacionales, en 1929, ganando los 3.000 metros llanos en 8m.57s.3/5 (de acuerdo al sistema de esa época) y los 5.000 en 15m.25s.2/5. Por su parte, Delfo Cabrera también logró sus primeros títulos Nacionales en esas distancias, doce años más tarde en La Plata.

La «final de todos los tiempos»

Existe una final que, en general, está considerada la más importante de todos los tiempos en estos Nacionales: sucedió el 1 de diciembre de 1945 en la pista de carbonilla de Gimnasia y Esgrima, en la prueba de los 100 metros llanos (FOTO). Gerardo Bönnhoff se impuso con 10 segundos y 3 décimas, aventajando por 1/10 a su gran rival y amigo Adelio Márquez, quedando Carlos Isaack tercero con 10s.5. La marca de Bönnhoff estaba a sólo 1/10 del récord mundial del legendario Jesse Owens y también constituía el récord nacional y sudamericano, aunque recién fue admitida así algunos meses más tarde cuando el atleta -oriundo de Berlin, pero residente en nuestro país desde los 12 años- recibió la nacionalidad. Con cronometraje manual, los 10s.3 resistieron casi medio siglo en nuestra tabla de récords, hasta que Carlos Gats pudo mejorarlos. Bonnhoff tenía 19 años al momento de su hazaña y su registro fue considerado, mucho después, como el récord mundial junior.

El «duelo de todos los tiempos»

Si Bönnhoff-Márquez fue el gran duelo de la velocidad, Suárez-Lemos lo fue en las pruebas de larga distancia. Y hay que citar, como un momento memorable, la final de los 10 iml metros llanos del Campeonato Nacional de 1957, también en Gimnasia y Esgrima. El sábado, Suárez había logrado los 5.000 con un récord sudamericano de 14m16s6 (Lemos fue segundo con 14m27s1). Y el domingo se batieron en otro duelo increíble, donde Suárez (29m39s6) aventajó por apenas 2/10 al santafesino de Sunchales y también estableció -una vez más, uno de tantos- la marca sudamericana.

Herederos de la gran tradición

Dos de los mejores atletas argentinos en la última década son el garrochista Germán Chiaraviglio y la lanzadora de martillo Jennifer Dahlgren. Y vale mencionar que sus padres también fueron destacados atletas y campeones nacionales. Guillermo, el padre de Germán, logró en cinco oportunidades el título nacional de garrocha entre 1975 y 1982, además de consagrarse en el decathlon en 1979. La mamá de Jennifer es Irene Fitzner, quien despuntó como una excepcional velocista en 1969: con apenas 14 años ganó los 100 metros en 12s.0, siendo así la campeona más joven de la historia (también logró el título con la posta 4×100). Volvió a competir en 1971 y 1973, quedando subcampeona de 100 y nuevamente campeona con el relevo. Fue un momento dorado de nuestra velocidad femenina, donde aparecían Allocco, Cragno, Godoy, Fava…

Retorno a Concepción

Concepción del Uruguay ya fue la sede de los Campeonatos Nacionales en 1957. Hay que aclarar que, entre 1956 y 1960, debido a desinteligencias federativas, se realizaban dos Campeonatos por año: uno bajo la organización de la actual FAM y otro, con la recién fundada CADA. Recién a principios de la década del 60 se pudo normalizar y encarrilar todo. Por eso, aquel 1957 tuvo dos Nacionales…

Tucumán, con alto nivel

Otro de los Nacionales más recordados es el de 1962, cuando por única vez tuvo como sede San Miguel de Tucumán (en aquel evento surgió uno de los grandes atletas de esa provincia, el querido y recordado lanzador de martillo José Vallejo, fallecido hace pocos meses). El Nacional del 62 fue el trampolín para el gran equipo argentino que concurrió al Iberoamericano de Madrid. Juan Carlos Dyrzka brilló con su récord de los 400 metros en 47s8, además de ganar otras tres pruebas (110 y 400 vallas, posta 4×400) y quedar 2° en los 200. El público tucumano tuvo la oportunidad de ver en acción a la otra figura de nuestro atletismo de aquel momento, Osvaldo Suárez, así como el esplendor de Luis Vienna en velocidad al ganar los 100, 200 y los relevos cortos. Entre las mujeres lucían Mello, Pfüller, Formeiro, Kaufmanas. Y «Mili» Dyrzka, la hermana de Juan, se consagraba campeona en vallas y relevos.

Campeones con despliegue

En los Nacionales de 1968, en Santa Fe, Domingo Amaison -recién retornado de su aventura olímpica en México- acumuló cuatro triunfos en pruebas de mediofondo y fondo: 1.500, 5.000, 10.000 y 3.000 con obstáculos. A lo largo de su campaña, «Mingo» llegó a obtener más títulos nacionales individuales que ningún otro atleta (totaliza 23) y tenía 39 años en 1973, cuando se realizó el primer Campeonato en Mar del Plata y volvió a triunfar en 5.000, 10.000 y el «steeple», su prueba favorita.

Dos de las mejores atletas entre las décadas del 80 y 90 cimentaron la levantada de Provincia de Buenos Aires: Ana María ComaschiOlga Conte. En los Nacionales de 1989, Comaschi llegó a ganar cinco títulos: 100, bala, el heptathlon y ambos relevos. Conte, por su parte, también logró cinco títulos en 1996 y 1997 (100, 200, 400 y ambas postas).

Pistas sintéticas

Durante la mayor parte de su historia, los Campeonatos Nacionales se disputaron en pistas de carbonilla (también hubo de césped en sus primeros años). Recién en 1980 se inauguró la primera pista de solado sintético del país en el CENARD (por entonces llamado CEDENA) con un «super torneo» internacional. Y así, poco después, tuvimos el primer Nacional en esa superficie el 22 y 23 de noviembre. El último en carbonilla se realizó en 1989, también en GEBA.

Los hombres, con más títulos individuales

En el historial del Campeonato Argentino de pista y campo (la estadística no incluye pruebas de ruta y cross), el atleta con mayor cantidad de títulos en pruebas individuales es Domingo Amaison, quien sumó 23 entre las décadas del 50 y principios de los 70. De esa cifra, 3 corresponden a sus victorias en los 1.500 metros llanos, 8 en 5.000, 6 en 10.000 y otras 6 en su prueba favorita, los 3.000 metros con obstáculos. En esa estadística, el segundo lugar corresponde a una figura en actividad, el finalista olímpico y mundial Germán Lauro, quien lleva 20 títulos (12 en su especialidad de bala y 8 en disco). Y tercero queda otro lanzador, Marcelo Pugliese, con 17 títulos individuales (2 en bala y 15 en disco).

Los hombres, con más títulos en total

Si también computamos las pruebas de relevos, el atleta con más títulos es el velocista Gerardo Bonnhoff, quien entre las décadas del 40 y principios de los 60 acumuló 15 victorias entre 100 y 200 metros llanos, 9 con la posta corta y otras 3 con la posta 4×400. En la estadísticas de total de títulos le siguen los ya citados Amaison (23) y Lauro (20), y Juan Carlos Dyrzka (19), de los cuales 14 fueron en pruebas individuales y 5 con los relevos.

Los hombres, con más títulos en una misma prueba

El santafesino Juan Ignacio Cerra -quien hace pocas temporadas dejó la actividad, tras un glorioso ciclo en lanzamiento del martillo- logró esta especialidad en 16 oportunidades, algo que ningún otro atleta consiguió en su prueba. Lo escoltan otros lanzadores: Marcelo Pugliese con sus 15 victorias en disco y el inolvidable Ricardo Heber con 13 en jabalina.

Los hombres, con más triunfos consecutivos

Una estadística que también muestra a Cerra y Pugliese al frente. Cerra fue campeón de martillo en 12 oportunidades seguidas, entre 2003 y 2014, mientras Pugliese ganó la misma cantidad consecutiv en disco, entre 1992 y 2003.

Los hombres más exitosos en un mismo Campeonato

En seis oportunidades, tuvimos atletas que ganaron 4 pruebas en un mismo Campeonato Nacional, aunque el caso más relevante es el de Amaison, quien lo hizo en cuatro carreras individuales. Fue en Santa Fe (1968), cuando obtuvo los 1.500, 5.000 y 10.000 llanos, y los 3.000 con obstáculos. En los otros casos, se sumaban pruebas individuales y postas: Bonnhoff en 1949 (100, 200 y ambas postas), Dyrzka en 1962 (400 llanos, 110 y 400 vallas, posta 4×400), nuevamente Dyrzka en 1966 (110 y 400 vallas, y ambas postas), Carlos Bertotti en 1973 (200, 400 y ambas postas) y Mariano Jiménez en 2008 (esas mismas pruebas).

Las damas, con más títulos individuales

La lista es encabezada por Rocío Bárbara Comba, quien hace poco tiempo también se retiró de las competencias. La lanzadora cordobesa acumuló 23 títulos nacionales (11 en bala y 12 en disco). Y le sigue otra legendaria lanzadora, Ingeborg Mello con 22 títulos: 10 en bala, 9 en disco y 3 en jabalina). Andrea Avila quedó con 21: 1 en salto en alto, 11 en largo y 9 en triple, pruebas estas en las que mantiene los récords nacionales desde hace más de dos décadas.

Las damas, con más títulos en total

Aquí el número 1 es para la velocista platense Olga Conte quien, entre las décadas del 80 y 90, sumó 29 títulos nacionales: 17 individuales (100, 200 y 400 metros llanos) y 12 con las postas. Con 23 títulos quedaron Comba (todo individual), Ana María Comaschi (14 individuales, 9 en relevos) y Verónica Depaoli (13 individuales y 10 en relevos).

Las damas, con más títulos en una misma prueba

La número 1 es la lanzadora santafesina Romina Maggi, quien conquistó en 15 oportunidades la prueba de jabalina. Alejandra García sumó 14 títulos en garrocha, mientras Karina Moya consiguió 12 en martillo, la misma cantidad que Rocío Comba en disco.

Las damas, con más triunfos consecutivos

En aquella cosecha en jabalina, Romina Maggi ganó 13 veces seguidas entre 1999 y 2001. Y Alejandra García lo hizo en 10 oportunidades, entre 1995 y 2004. También Comba, en disco, sumó 10 triunfos seguidos desde 2005 hasta 2014.

Las damas más exitosas en un mismo Campeonato

En 1989, cuando el Nacional se disputó por última vez en pista de carbonilla (Gimnasia y Esgrima), Ana María Comaschi tuvo un notable despliegue y logró 5 títulos: los 100 metros llanos, el lanzamiento de bala, el heptathlon y ambas postas. Otra atleta bonaerense, Olga Conte, también consiguió 5 triunfos en un mismo campeonato, en 1996 y 1997: lo hizo en 100, 200 y 400 llanos, y ambas postas.