Básquet femenino: «LO QUE ÚNICO QUE BUSCABA ERA JUGAR NCAA I» SOSTUVO BRENDA FONTANA

La interna de la Selección Argentina U19 se marchará del país para jugar en la máxima división del básquet universitario. Todo sobre la elección de UTEP, sus cambios en el juego y sus aspiraciones, en la nota.

(Fuente: CABB; cronista: Paulo Recari) 

Brenda Fontana será una de las encargadas de defender al equipo de un estado en el que la bandera Argentina ya está en lo alto gracias a Emanuel Ginobili. La jugadora de Vélez Sarsfield cerró su incorporación a las Mineras de Texas hace unos meses, y aunque aún no viajó a sumarse al plantel por la pandemia, ya conoció las instalaciones durante la temporada y se entrena con las de El Paso vía online.

¿Por qué elegiste irte a la NCAA y puntualmente a Texas?

«Ellos se fijaron en mí y me contactaron post PreMundial U18 de México en 2018. Y yo lo primero -y lo único- que vi fue que jugaran en división 1, que era a lo que apuntaba básicamente después de terminar el colegio. Pensé en irme a Europa durante el 2019 porque no me había decidido en si iba a seguir la Universidad todavía. Aunque estaba segura de que quería estudiar en Estados Unidos me frenaba que pedían varios papeles (el título y analítico del colegio traducido certificado, el examen SAT, pasaporte etc) que llevaban bastante tiempo de tener en mano. Lo pensé y terminé de aplicar para la Universidad de Texas El Paso (UTEP) en noviembre del año pasado. Me anoté al principio en ingeniería industrial pero el cupo estaba lleno, así que me decidí por psicología en segunda instancia. Nada que ver una de otra».

María Victoria Fux, Sol Castro y vos en la NCAA I, Florencia Chagas en la élite de Italia, ¿Cuánto crees que nos sirve al femenino que cada vez desde más chicas se midan contra las potencias desde la juventud?

«Obviamente que las jugadoras puedan jugar en la NCAA o en el nivel que esta jugando Flor es lo mejor que nos puede pasar a mi parecer. Creo que la adaptación a la forma de juego de estos países a esta edad en la que todavía podemos aprender y agregar muchas cosas a nuestro juego, es muy accesible y positiva. Nos ayuda a crecer un montón no sólo a nosotras como jugadoras, sino colectivamente a Argentina para un futuro en la Selección, además de abrir puertas y saber que es posible llegar».

¿Qué sentís que vas a tener que cambiar de lo dominante que sos en Vélez para jugar en un básquet como el de Estados Unidos?

«Tengo que cambiar muchas cosas obviamente para adaptarme. De todas formas cada equipo es distinto, y el rol definitivo de cada jugadora en el equipo lo vamos a conocer con el tiempo. A la UTEP van a ir 6 jugadoras extranjeras nuevas en la temporada siguiente. Por lo tanto va a ser un equipo nuevo prácticamente, y vamos a tener que adaptarnos todas a algo nuevo, inclusive las que ya tengan experiencia allá. En cuanto al juego específico, estoy entrenando lo mejor que puedo en las posibilidades de cuarentena, y ya mentalizada desde que firmé para cualquier cosa que necesite el equipo, sé que voy a jugar de 3/4 y trato de mejorar en ese aspecto lo más que puedo, pero es un misterio todavía. De todas formas me tengo confianza y a las chicas también ya que vienen de una temporada buenísima en esta campaña antes de que se suspenda. Además estamos teniendo llamadas grupales y entrenamientos programados todos los días, lo cual también me da confianza».

Después de más de veinte años con el mismo cuerpo técnico, UTEP cambió de entrenador y el equipo marcha bien, ¿Ya has tenido contacto con Kevin Baker? ¿Sabes lo que pretende de vos?

«¡Sí! Hablo con Kevin un montón, hacemos todos los lunes una videollamada individual entre él y yo, y los viernes entre todo el equipo más el cuerpo técnico. Se nota que están muy metidos y gracias a eso no me falta motivación para entrenar en estos tiempos. En cuanto a la idea del equipo, en mi viaje a Texas pude notar que tienen una filosofía de jugar a compartir la pelota y el protagonismo. Es un equipo preparado para correr la cancha y se enfocan también mucho en la defensa extendida. Eso me encantó y puedo cumplirlo».

Debido a la extensión del calendario competitivo de la NCAA ¿Cómo es la política de UTEP para liberar jugadoras a los seleccionados?

«Fue uno de los primeros temas que hablé con ellos y me dijeron que me quede re tranquila con eso porque ellos ya tienen jugadoras de selección (Rusia, Mozambique y Lituania), y tienen el receso justo en el momento en el que se juegan los torneos de FIBA. Puedo sacrificar la Escuela de Verano donde se adelantan materias o la pretemporada. No es opcional, pero si tenés torneo con tu seleccionado está justificado y eso me tranquiliza».

Por último, pero no por eso menos importante ¿Reservaste la camiseta 55?

«Me iba a pedir la 7 para cambiar un poco, pero me decanté por la 55 porque era mi segunda opción».