Fútbol masculino: EN LA COPA AMÉRICA, ESTRENO PARA EL OLVIDO EN SAN SALVADOR

Imagen olvidable de Argentina en el estreno de la Copa América en la Arena Fonte Nova de San Salvador. Tras un primer tiempo decepcionante, Colombia golpeó dos veces de contraataque cuando la albiceleste se había volcado completamente en ataque y se llevó el triunfo con justicia.

(Por Ezequiel P. Pernica –  Agencia VEIEM 360 para «Deporte Argentino Plus»)

La ilusión nuevamente volvía con La Copa América de Brasil de la mano de un nuevo ciclo que prometía renovación, una de las demandas más fuertes, tanto por la opinión pública como por la prensa especializada. El amistoso ante Nicaragua en San Juan pareció brindar renovadas expectativas, sobre todo con dicha renovación reflejada en el centro del campo, ya sin Mascherano, un técnico dentro del campo de juego. Con Nicaragua, la sala de maquinas conformada entre Paredes, Guido Rodríguez y Lo Celso había funcionado bien y la sociedad con el actual Betis con Lionel Messi, daba esperanza.

Sin embargo, ya es sabido que entre los amistosos y los partidos oficiales hay un abismo y eso ocurrió en la Arena Fontenova. Sobretodo con un rival duro como Colombia, quizá la selección que más creció en los últimos diez años. La solidez del equipo cafetero fue demasiado para una Argentina que le falta (mucho) rodaje. Lo Celso jamás pudo conectarse con Messi como se esperaba, los laterales sufrieron los embates del rival en velocidad y no trasladaron con seguridad el balón. Una Argentina fría, lenta, timorata e inconexa, le tocó sufrir un primer tiempo que llegó a su fin en justa medida para reestructurar el once inicial. 

Segunda parte fatal en San Salvador

Con el ingreso de Rodrigo De Paul para reforzar un mediocampo urgentemente necesitado en lugar de un Di María que casi ni alcanzó a entrar en sociedad con los delanteros, los de Lionel Scaloni se hallaron más cómodos en el ataque y encontraron el dominio del balón y del partido. Paredes, siendo de lo más firme del conjunto, tuvo el gol en dos ocasiones.

Con el protagnismo de nuevo del lado de la Argentina, Colombia se halló más cómoda con un rival mucho más volcado y avisó cercano a los 70′ con Matías Uribe que no llegó a concretar en los últimos metros como en el primer tiempo.

Ese aviso se concretaría minutos después cuando Roger Martínez, quién ingresó por una lesión de Muriel, definió de manera exquisita en el vértice derecho del área grande para derrotar a Armani tras una asistencia de James.

Con el resultado en contra, Argentina volvió a volcarse y a dejar desprotegido a un Saravia que sufrió mucho en el segundo tiempo. Abusando del recurso del centro sin nadie que gane de cabeza, a la selección le faltaban las ideas y Messi tampoco se encendía. El capitán tuvo su chance con la pelota dominada en los pies pero no remató a tiempo.

Sin embargo, Duvan Zapata (ingresado por Falcao) sentenció el resultado en una nueva contra tras un desborde de Jefferson Lerma. El ex Estudiantes definió entre Pezzela y Otamendi. Con Velocidad y potencia, Colombia era más y lo demostraba lastimando cada vez que llegaba a la portería de Armani.

Los ingresos de Suárez y de Pizarro no ayudaron al desarrollo del encuentro. Pese a la imagen negativa y la derrota, la actuación de Paredes y el ingreso de De Paul en la segunda parte fueron lo mejor que dejó la albiceleste. Resta mucho por trabajar y por mejorar, después de todo, esto recién empieza.