Gimnasia: «LA MEDALLA DE ORO EN SALTO TIENE UN VALOR ESPECIAL» AFIRMÓ MAURO MARTÍNEZ

(Por Luciana Mazzaferri para Noti-Amateur y «Deporte Argentino Plus» )
Se disputó el Torneo Sudamericano de Gimnasia Artística en Lima, Perú. Allí los argentinos Federico Molinari, Osvaldo Martínez Erazún, Mauro Martínez, Daniel Villafañe y Andrés Areán obtuvieron muy buenos resultados.  Por equipos «Las Aguilas» consiguieron la medalla de plata, detrás de Colombia. A nivel individual Molinari obtuvo el oro en anillas, Martínez Erazún  la de plata en paralelas y barra,  Mauro Martínez fue oro en salto y Villafañe fue plata en All Around.
El año pasado Mauro Martínez tuvo un momento difícil en su vida personal luego de que falleciera su novia Aldana Carraro,  también gimnasta. A pesar del momento duro que tuvo que atravesar pudo salir adelante y volver a hacer lo que tanto le apasiona. Desde septiembre del año pasado se encuentra entrenando en Estados Unidos. El Sudamericano lo compartió  junto con su padre y entrenador Pablo Martínez y contó cómo se encuentra actualmente, luego de retomar las competencias.
-¿Qué significó esta medalla de oro en el Sudamericano?
La verdad que la medalla de oro en  salto tiene un valor muy especial. Después de lo que viví el año pasado estaba al borde de dejar completamente el deporte, pero decidí darme una nueva oportunidad, un volver a empezar. Este era mi segundo torneo y el primero a nivel internacional. Después de estar más de casi dieciséis meses sin competir, lograr esto fue una satisfacción inmensa.
– ¿Como te sentiste durante la  competencia?
-Me sentí muy bien. En los días previos estaba con muchas ganas de competir por equipos y volver a representar a la Argentina. Pero la realidad es que el primer día de competencia no fue perfecto por lo que había quedado con un sabor amargo. Pero por suerte en el segundo día todos competimos bien y logramos la plata por equipos y clasifiqué a la final de salto, por lo que fue una especie de alivio y satisfacción a la vez.Gimnasia: «LA MEDALLA DE ORO EN SALTO TIENE UN VALOR ESPECIAL» AFIRMÓ MAURO MARTÍNEZ
-¿Qué balance hacés a nivel equipo e individual de «Las Águilas»? 
El balance fue bueno. La plata por equipos estuvo muy cerca del oro, estuvimos solo 0.25 centésimas de Colombia, lo que es algo muy bueno. Individualmente tuvimos finalistas en todos los aparatos y logramos dos oros y dos platas en las finales, más la de plata individual de Daniel en All Around.  Por lo que el balance es muy positivo.
 
-El año pasado atravesaste un momento muy duro en tu vida, ¿quiénes te alentaron en todo ese momento para que puedas volver a competir?
-Mi familia y la familia de «Aldy» (Aldana Carraro) siempre estuvieron ahí alentándome y apoyándome incondicionalmente,  junto con Luis y Steph Brasesco, que en Houston son los que están día a día al lado mío. Luis hoy en día es mi jefe en el gimnasio y también me está ayudando como entrenador. Por lo que él cumple un papel muy grande en todo esto. Además mis alumnas y alumnos siempre me alientan y me ven como un ejemplo, y eso me anima a tratar de superarme día a día. Y obviamente por medio de las redes sociales sentí el apoyo de muchísima gente.
 
-¿Cómo fue volver a entrenar y competir?
-En cuanto a volver a entrenar fue difícil ya que después de julio del 2015, cuando pasó este momento difícil tuve muchos problemas para poder dormir. Había días en los que no dormía más de una hora, por lo que vi al médico y me aconsejó no entrenar hasta no poder regularizar el sueño. Eso  me costó conseguir hasta casi fin de año cuando mis papás me fueron a visitar a Estados Unidos. Recién en enero cuando ellos ya se volvieron a Argentina dije «voy a volver a entrenar enfocándome en disfrutar de este deporte tan lindo»,  ya que si hay algo que aprendí de «Aldy» fue a nunca rendirme. Así que volví de a poco,  a veces con días difíciles,  a veces no tanto, ya que era lidiar con el hecho de volver y de no estar en forma, además de lidiar con un montón de emociones y transitar un duelo. Pero todos los días sentía que ella me daba un poquito más de fuerzas para encarar el día y seguir. Y así despacio logré volver a estar en forma y decidí competir e intentar clasificar al equipo nuevamente en octubre pasado. -¿Cómo te encontrás hoy en día? -Acá estoy hoy,  más que satisfecho con lo hecho por el equipo y por mi medalla individual. Fue como una prueba de que esto era lo que realmente tenía que hacer. No era mi momento para dejar el deporte,  y hoy por hoy ya me siento con muchas ganas y esto te da una motivación extra.
 
-¿Ahora cuáles son tus próximos objetivos?
-En lo inmediato tengo un torneo en Dallas el 9 de diciembre donde voy a seguir intentando mejorar las series y aumentar la dificultad de las rutinas. Después de eso tengo dos competencias más en enero y febrero, el objetivo es el mismo ir mejorado y ganando confianza y consistencia. Pero la meta es entrenar con visitas tanto al Panamericano y Mundial del 2017.