Handball: ROCÍO CAMPIGLI Y EL ENTRENADOR EDUARDO PERUCHENA Y LA EMOCIÓN DE UNA JORNADA HISTÓRICA PARA «LA GARRA»

(ENVIADOS ESPECIALES Deporte Argentino Plus y Noti-Amateur ; @deporteargplus ; @AleMolezzi ; fotos: producción Deporte Argentino Plus ) 


Rocío Campigli
Handball: ROCÍO CAMPIGLI Y EL ENTRENADOR EDUARDO PERUCHENA Y LA EMOCIÓN DE UNA JORNADA HISTÓRICA PARA «LA GARRA»«En el momento que se acercaba el minuto 60 estaba en el banco y no pude evitar que se me cayeran las lágrimas, ya faltando un minuto estaba llorando ja, en un momento se me llenó el pecho de emoción y quería llorar, gritar, todo y es una felicidad inmensa y una satisfacción de uno mismo y de todo el grupo porque nos rompimos el lomo para llegar hasta acá y hay que disfrutarlo ahora, nos merecemos este festejo».

«El partido contra Cuba individualmente me bajó a la mitad la energía, fue un partido duro para mí físicamente me dejó con algunas molestias que todavía las arrastro pero al momento de salir a la cancha no tiene que importar nada y si duele tiene que seguir doliendo y cualquier cosa y esfuerzo vale la pena para clasificarse a los Juegos».
«Se lo dedico a mi familia más que nada porque me bancaron un montón y me ayudan y me alientan, no me dejan bajar los brazos nunca, cuando uno llega cansado, dolorido, sin ganas, tarde, yo particularmente que estoy toda la semana en Buenos Aires, y sólo ando por mi casa los fines de semana. Disfruto mucho ese ratito que puedo estar en mi casa y se lo agradezco a mi mamá, a mi hermana, a mi tía, a mi tío, que me siempre estuvieron, que me llevan de acá para allá si me tienen que llevar, me consiguen lo que necesito, me bancan en todo, a mis amigas que no me ven nunca sin embargo siguen siendo mis amigas ja, también les mando un beso enorme porque me rebancan y al club principalmente porque de ahí nací y ahí aprendí todo lo que sé. Gracias a todos ellos que te nombré y al club soy quien soy ahora».



Eduardo Peruchena
«El partido tuvo un buen arranque desde la actitud pero con algunas imprecisiones con la pelota por lo que había en juego, no por el partido en sí. Fue muy positivo ese 8 a 0 inicial, basado en la defensa y en Valentina que había atajado tiros importantes, y era el momento de liquidar el partido intentando jugar claro sencillo pero ahí aparecieron los vaivenes emocionales que caracterizan al handball femenino y que son dificultades que hay que saber manejar, poder acortar lo posible para salir de esos baches que se pueden generar. Ese tema nos hizo tener un parcial en contra de 3-5 e irnos 11-5 en el primer tiempo, encima teníamos dos jugadoras excluidas, ahí fue clave, creo que Dios ayudó a que las palabras surtieran efecto y salimos el segundo tiempo como realmente hubiéramos deseado si nos preguntaban antes cómo queríamos que salieran a jugar las chicas. Ese parcial con dos menos de 3-0, liquidó el partido a mi forma de entender. El equipo estuvo un poco más preciso, fue bueno lo del contragolpe. México es incansable porque va y va y va, no se frustra ante la derrota ni ante nada, va para adelante, es un equipo con un temperamento valiosísimo. Pero a partir de los goles nuestros, la diferencia en el tanteador hacía mermar el esfuerzo y cerramos con tranquilidad el partido».

Handball: ROCÍO CAMPIGLI Y EL ENTRENADOR EDUARDO PERUCHENA Y LA EMOCIÓN DE UNA JORNADA HISTÓRICA PARA «LA GARRA»«Es difícil saber qué hubiera pasado si, pero el haber perdido con Cuba y de la manera que perdimos, nos generó un deseo de revancha, un fortalecimiento en lo espiritual para trabajar muy duro, el mes y medio que tuvimos entre los torneos de Cuba y Toronto fue un mes muy rico de trabajo y logramos una mejoría importante. La realidad es que Cuba jugó un partido bárbaro con nosotros en los Juegos, poder leer eso es interesante porque el segundo tiempo del partido con Cuba tiene nivel de de cuartos de final de torneo Mundial, pero hay vaivenes anímicos y emocionales que mueven la aguja del rendimiento y de golpe el equipo se desdibuja y tiene momentos muy flojos en el juego. Ese día nosotros empezamos de una forma y terminamos errando goles que nos hubieran dado el triunfo y no tener que depender de lo que pasó después. Rescato de este camino que tuvimos que recorrer, el triunfo con Uruguay y haber quedado gol a gol con Cuba, sabiendo también que Uruguay nos ayudó por haber ganado un partido casi impensado frente a Cuba. Pero pasamos primeros por diferencia de gol y la diferencia de gol la generamos nosotros, no tenemos que perder de vista eso».

«Hay mucha gente para dedicárselo porque tengo un recorrido de 30 años o más de handball, me acuerdo de quienes me iniciaron, principalmente ahora de la familia porque mucho tiempo uno está de viaje, concentrado, entrenamientos todos los días, de mis hijos, de mi señora que me bancan siempre, de la gente en el colegio, de los profes, los directores, que tienen que reemplazarnos cuando viajamos, de mis mentores, los técnicos que hicieron que ésto sea mi pasión, Carlos Pícaro, Carlos Pallera, Jorge Rossi, son quienes me dejaron una huella muy marcada por la cual transité mi camino profesional con mucha pasión».