Juegos Panamericanos Lima 2019: DELEGACIÓN DE SQUASH PARA EL TORNEO

Los jugadores Leandro Romiglio y Antonella Falcione, bajo las órdenes del entrenador nacional, Marcelo Romiglio, apuntan a subirse al podio como integrantes de la selección argentina de squash que competirá en los Juegos Panamericanos de Perú.

(Por Rodrigo Divito – Marca Deportiva)  

Dentro del equipo nacional que buscará medallas en Lima 2019, los marplatenses Leandro Romiglio y Antonella Falcione se ilusionan con las posibilidades de Argentina de conseguir buenos resultados en la cita panamericana, máxima aspiración deportiva internacional a la que puede acceder el squash, a la espera de lograr un lugar en la grilla de deportes olímpicos.

En la antesala de sus segundos Juegos Panamericanos tras haber conseguido la medalla de bronce por equipos en Toronto 2015, Leandro Romiglio se mostró entusiasmado con poder representar nuevamente a Argentina dentro de la selección nacional. «Estoy muy motivado y contento de formar parte del equipo. Venimos trabajando hace tiempo con un proyecto en marcha. Mar del Plata siempre tuvo jugadores que representaron al país en este tipo de torneos y aportamos nuestro granito de arena en la selección», aseguró.

Con Leandro Romiglio en la rama masculina, Antonella Falcione entre las Damas y Marcelo Romiglio como entrenador nacional, Mar del Plata pisa fuerte en el equipo argentino integrado además por el rosarino Robertino Pezzotta, el platense Gonzalo Miranda, la neuquina Pilar Etchechoury y la cordobesa Camila Grasso, con competencia en tres modalidades: individual, dobles y por equipos.

«Este grupo mantiene la base de Toronto 2015. Nos conocemos», contó Leandro con tono de confianza en el potencial de Argentina. A la hora de hablar de sus aspiraciones expresó: «Intentaré avanzar lo más que pueda en lo individual y -si puedo- traer una medalla, pero creo que nuestro objetivo fuerte es el dobles que integramos con Robertino Pezzota. Apuntamos al oro. Venimos entrenando juntos hace mucho tiempo y jugando dobles desde 2013. Fuimos campeones sudamericanos hace poco en Brasilia con equipos que van a estar en Lima y les ganamos. Y también me gustaría repetir el podio por equipos».

«La idea es ir a buscar todo lo que se pueda y lo que el cuerpo te de porque es una competencia muy exigente. El squash tiene eso. Jugás tres competencias distintas en una semana», detalló Romiglio. Pero especialmente remarcó lo que representa ser parte de la delegación argentina en los Juegos Panamericanos: «Viajar con el Comité Olímpico es una experiencia increíble. En Toronto 2015 pudimos ir a la ceremonia inaugural, caminar al lado del abanderado y ver todo el espectáculo que armaron. Es un plus estar en la Villa porque podés compartir con deportistas consagrados y vos te sentís uno más. Te potencia sentir que pertenecés a un país, ver que hay 500 atletas vestidos igual que vos y que tiran todos para el mismo lado».