Natación: «NUNCA BAJÉ LOS BRAZOS Y POR ESO LOGRÉ LA MARCA» AFIRMÓ LUCÍA GAUNA

La marplatense Lucía Gauna alcanzó la Marca A en los 800 metros para participar en el Campeonato Mundial Juvenil de Budapest: «me costó muchísimo y tuvo momentos de frustración, pero demostré que se puede».

(Por Rodrigo Divito «Marca Deportiva») 

Clasificarse a un Mundial es el sueño de muchos deportistas. Lucía Gauna lo alcanzó el pasado fin de semana en Santiago del Estero, al realizar la Marca A en los 800 metros y por eso, disputará el Mundial Juvenil de Budapest el presente año.

En diálogo con Marca Deportiva Radio (FM 99.9), la nadadora del Club Once Unidos remarcó que «estoy muy contenta, lo venimos buscando desde el año pasado que tuvimos tres torneos selectivos y se nos dio el fin de semana». Sobre la competencia, le sirvió la rival que tuvo y a la que relegó recién en el final: «tuve una buena carrera, nadar al lado de Ana Guzmán, que es una categoría menor que yo, me sirvió porque fuimos muy parejas».

Muchas horas de entrenamiento le han permitido alcanzar este objetivo, aunque no siempre se pueden conseguir: «es muy difícil porque entrenamos mucho para cada objetivo y cuando no te sale, es difícil no bajar los brazos. Pasamos muchas cosas con mi entrenador, Federico Diez Andersen, y las hemos superado».

En reponerse de la adversidad parece estar la clave, porque la ha hecho más fuerte para redoblar la apuesta. «Me había frustrado un poco porque tuve 3 torneos seguidos y me fue bien en uno sólo. Es increíble, todavía no caigo de lo que logré»; remarcó.

Once Unidos ha sacado deportistas de gran nivel, empezando por Guido Buscaglia, continuando ahora con Lucía y también está en vistas de lograr el pasaje a Budapest Guillermina Ruggiero: «creo que es un club donde nos apoyamos mucho entre todos. Federico Diez Andersen nunca baja los brazos, se pone objetivos como nosotros y nunca baja los brazos. Guille es nueva en el club, no pudo hacer la marca pero quedó muy contenta, incluso puede entrar por promedio. Once Unidos es uno de los mejores clubes porque tiene mucho apoyo».

Estar en un Mundial no es fácil y Gauna conoce el sacrificio que conlleva: «es muy difícil pero pude demostrar que se puede, nunca bajé los brazos y me costó muchísimo. Entreno todos los días de lunes a sábado 2 horas de agua en pileta larga, a la tarde hago doble turno en pileta corta otras dos horas sumado al gimnasio y spinning».

Esta carga horaria hace que estudiar sea complicado, por eso eligió estudiar online, algo que realizan muchos deportistas en medio de sus objetivos deportivos: «cuando empecé el colegio por internet mejoré mucho nadando. Al no tener tantos examenes y carga horaria puedo entrenar mucho más tranquila», comparó.

De a poco, sabe que tendrá que ir cumpliendo con distintas etapas y una de ellas será en octubre; en el Mundial Juvenil: «lo que yo me planteo ahora, en este Mundial, es meterme en una final y más adelante quiero ser campeona mundial o olímpica», finalizó.