Notas: JUAN EDUARDO GARRETA, RECUERDOS Y ACTUALIDAD DEL HOCKEY CÉSPED EN ARGENTINA Y BÉLGICA

DESTACADO JUGADOR ARGENTINO QUE ESTÁ JUGANDO EN BÉLGICA 

(Gentileza: programa de radio «Deportivamente», cronista Vanesa Insinga para «Deporte Argentino Plus»; foto: blogger Hockey Rendimiento) 

En el programa de radio «Deportivamente» que se emitió por MG Radio el día domingo 22 de noviembre, habló el destacado jugador de hockey césped Juan Eduardo «Juane» Garreta quien habló de su actualidad en Europa, sus reflexiones acerca de la actividad y también recorrió su historia en la Selección nacional. Aquí la entrevista. 

 

Hablános de tu actualidad en Bruselas, ¿cómo estás viviendo este tiempo allí, cuáles son los cuidados y qué pueden o no hacer (tema de la prohibición de andar luego de las 22.00 horas) con el club?

Ahora estamos de nuevo encerrados. Volvió la segunda ola fuerte y medio que se paró de nuevo el país. Hay pocas cosas abiertas y los trabajos a distancias. A nivel deportivo muchas entidades han parado, solo los deportes que están catalogados como profesional siguen jugando pero con muchos protocolos de seguridad y de distanciamiento. Media rara la situación, ahora cómo que la segunda ola fue mucho más fuerte que la primera por eso no tardaron en tomar medidas bastante estrictas. Con el club arrancamos la temporada a finales de agosto, justo antes de que arranque la segunda ola, estuvo todo normal hasta que arrancó el colegio. Ahí empezó la segunda ola, al principio había poco control pero mucha higiene, era cómo que habíamos vuelto a la vida normal. a medida que fue pasando el tiempo y los casos empezaron a aumentar, se empezaron a regir normas y ahora pasamos a no poder trabajar. La parte deportiva, más allá de que hasta los 12 años podemos estar trabajando, no hay competición, porque lo que quieren evitar es que cada club se mezcle con otro club. Por ahora estamos todos parados y ahora se viene el invierno, por ende no hay hockey afuera. Por el momento estamos esperando nuevas instrucciones para ver cómo se sigue adelante, porque fue un principio de año bastante contrariado por varias cosas, porque nos habían dado luz verde, empezamos a trabajar normal hasta que tuvimos que retroceder y ahora estamos con el semáforo en rojo parados.  

 

¿Cómo ves la actualidad/estos años del hockey europeo? ¿En qué momento se encuentra Bélgica? Hay algún equipo que te sorprenda por lo que está trabajando?

La verdad es que Bélgica hace muchos años que está trabajando muy bien. Yo tuve la suerte de venir hace ya casi 20 años, ya soy belga digamos y siempre cuento lo mismo. Los primeros años los torneos belga no estaban bien vistos, fueron muy criticados pero siempre hay que mirar el nivel deportivo, en este caso de hockey, en cómo va la selección. En ese momento el seleccionado Belga no jugaba por podio, clasificaba esporádicamente a torneos importantes hasta que hubo un cambio antes de Pekín. En 2005 empezó la revolución, empezaron a trabajar, se hizo un trabajo de hormiga con el comité Olímpico y empezaron los resultados. El hockey belga hoy está dentro del top 3 europeo, porque la liga creció un montón. También se da que el nivel es bueno, porque el resultado de la selección lo muestra, porque los jugadores son buenos. 

 

¿Cómo surgió la propuesta de ser head coach en Bélgica? ¿Con qué estilo de hockey te encontraste?

La realidad es que este es el cuarto año que trabajo con el equipo de mujeres con mi hermano más grande. Ya el club venía hablando con nosotros, más con mi hermano que conmigo porque querían un cambio y durante el tiempo que estuvimos trabajando con el equipo de mujeres les gustó nuestro trabajo, nuestra forma de ser y nuestra forma de ver el hockey. Se fue dando y gestando esto desde hace 2 años atrás, pero yo siempre respetando los contratos con otros clubes. Hasta el año pasado se dio esta posibilidad, entonces ahora estoy al 80% del trabajo en el club encargándome de las inferiores y del equipo de mujeres. 

 

Siempre estás conectado con el hockey argentino, ¿cómo ves esta etapa de los Leones?

Yo creo que después de Río y del último mundial, lamentablemente se dio un recambio que era necesario, porque hubo un grupo que jugó mucho tiempo, del cual fue participe, porque la gran mayoría de los que salieron campeones olímpicos y jugaron hasta el 2018 fueron todos compañeros míos. Yo creo que fue medio raro porque siempre hubo una mezcla de varios grupos que tuvieron la suerte de lograr el máximo nivel olímpico, pero creo que durante todo ese tiempo donde lo único que hacíamos era jugar y jugar y jugar, se trabajaba y se quería avanzar, pero para mi nunca se avanzó de manera estratégicas. Hoy nos cuesta horrores formar o volver a tener un equipo como el que teníamos hace 3-4 años atrás y creo que esto va a llevar mucho tiempo porque también nos llevó mucho tiempo gestar el equipo y lograr lo que se logró entre 2014-2018. 

 

¿Cuáles son las diferencias que encontrás entre el trabajo que se realiza en Bélgica y el que se puede hacer en Argentina a nivel de Selecciones?

Siempre se ha sufrido lo mismo, el hecho de que haya muchos jugadores afuera, eso genera también que los procesos sean o estén interrumpidos. Yo creo que la principal diferencia que siempre hubo es que acá los jugadores están todo el tiempo, los lugares donde se entrenan son óptimos, hay todo a disposición, se vive de otra manera, todo eso se quiera o no influye y mucho. Pero también demuestra que nosotros con mucho menos que otros países llegamos a lograr muchas cosas importantes, pero creo que eso a nivel trabajo, a nivel proyección, a nivel de estructura cambia muchísimo, cuando vos tenes lugares increíbles para entrenar, tenes tranquilidad, tenes a los jugadores, siempre cambia y siempre es para mejor cuando tenes a la gente para trabajar, ayuda a mucho más. Yo también forme parte de ese proceso, donde muchas veces entrenabamos acá pero no es lo mismo, cambia un montón de cosas porque jugadores que están argentina siempre están en otro momento, porque acá la temporada es la mitad de un año y la mitad del otro, no es como en Argentina que empezas en marzo y terminas en noviembre. Acá empezas la temporada en septiembre y terminas en mayo del próximo año, entonces los jugadores o están más adelantado o más atrasados, dependiendo de qué país lo veamos, y eso también influye mejor. 

 

Recordás tus tiempos de Selección, ¿cuál es el recuerdo que más te quedó con la camiseta celeste y blanca?

El recuerdo que más me quedó fue el mundial junior del 2001, fue el primer seleccionado que llegó a lograr un resultado histórico, que fue un segundo puesto. Sobre todo por la manera en que se dió. Fue un torneo en donde se sufrió un montón, la preparación fue muy difícil, llegamos a mundial separados, porque en ese momento estábamos en plena crisis en argentina, problemas con los pasajes, hicimos 24 horas de vuelo, llegamos 14 primeros y después llegaron 3 más a 2 días de empezar el mundial. sumado a eso, tenemos 3 jugadores con experiencia y el resto éramos todos virgenes. Ese es el recuerdo a nivel junior, porque fue el primer impacto fuerte que viví cómo jugador, primero fue ese grupo, porque es el día de hoy que seguimos hablando porque se formó algo muy fuerte. Después de mayor, viví varias etapas, yo arranqué muy joven en la selección, en el 2000, tenía 18 años. Después durante 10-8 años éramos la argentina que jugábamos por el 5to, 7mo, 8vo puesto y subirse a un podio era algo muy lejano. Y uno mismo se preparaba sabiendo que el objetivo era el mismo o era entrar dentro de los primeros seis. A mi me tocó la parte donde no se logró mucho. Viví el proceso donde los resultados nunca se dieron a nuestro favor y luego formé parte, al final de mi carrera de selección, de los leones. Yo jugué el torneo en Malasia donde clasificamos al mundial de La Haya y ahí es donde se inició el legado de Los Leones. Después por razones personales yo seguí mi camino en Europa y me convertí en hincha. Tengo muchos recuerdos buenos, que hoy con un poco más de  distancia fueron también increíbles y a nivel deportivo esa medalla del 2008 en Amsterdam fue algo importante. 

 

Si te doy a elegir entre ser jugador o ser entrenador, ¿Con qué etapa te quedas? 

Con mi etapa de jugador. Porque mi etapa de entrenador recién empieza. Hace mucho trabajo de entrenador desde que viene a Europa, porque antes era muy diferente a como es ahora. Yo vine en el 2001 y ser jugador que venía a Europa era otra cosa, no jugabas nada más y después te quedabas mirando tele como los jugadores de ahora que son jugadores y nada más. Yo cuando vine a jugar acá, te daban la posibilidad de entrenar o el club te pedía también para poder expresar y mostrar nuestra cultura a las inferiores y que la gente viera que se trataba esto de tener jugadores extranjeros. Yo no fui de los primeros pero le pega en el palo. Ahora es muy diferente, es mucho más profesional con respecto a mi época de jugador. Yo comparo la liga belga hace 20 años atrás y era floja, había 2 equipos que jugaban bien y el resto acompañaba, había 5 extranjeros. Ahora la liga Belga le juega mano a mano con la liga holandesa o la liga alemana. Ahora los clubes pasaron de entrenar 2 veces por semana a 4 veces y a veces 5. 

 

Cuando te nombro a tu club «Mitre» ¿qué es lo primero que te viene a la mente?

Se me viene a la mente mi infancia, mis amigos, el club de mi mamá, toda la historia que tiene ese club. Mis mejores momentos de mi infancia, mi pasatiempo. Mi club, mi casa. Hace mucho que no voy, porque ahora me quedo bastante acá. Pero el club es algo hermoso. Nosotros muchas veces contamos nuestra historia acá y la gente cómo que lo cree pero le resulta muy diferente. Acá la parte social es de otra manera. Yo cuando cuento que hacía los deberes y después iba a tomar la leche al buffet del club y después estaba 6 horas jugando al hockey me miran como un bicho raro. Yo nunca estuve en la calle, para mi jugar en la calle era ir al club. En el verano estaba 12 horas en el club, jugando al hockey, al fútbol, al paddle, a lo que sea. Acá es muy diferente, los nenes tiene doble escolaridad, no pasan mucho tiempo en los clubes. Es muy diferente, nosotros tenemos esa parte social que acá no hay. 

 

¿Cómo siguen tus días por allí? ¿cuándo regresan los torneos? ¿tienen fecha estipulada?

Ahora estamos planificando la segunda parte del torneo, porque si todo va bien y se van levantando un poco las medidas, el torneo empieza en la primera semana de enero. Va a haber pocas fiestas pero no tenemos mucho margen.