Sección «Historias del Deporte»: FIRPO-DEMPSEY, LA «PELEA DEL SIGLO»

DÍA DEL BOXEADOR EN ARGENTINA 
 
(Por Alejandro W Molezzi para «Deporte Argentino Plus»; fotos: El Gráfico, Facebook y fotos de época)  
 

El 14 de septiembre se conmemora en nuestro país el Día del Boxeador porque ese día del año 1923 se produjo el combate entre el «Toro Salvaje de las Pampas» Luis Ángel Firpo y el estadounidense Jack Dempsey. Justamente ese evento fue la primera transmisión radial deportiva para Argentina. 
 
Firpo venía de ganarle a Bill Brennan y luego a Jess Williard en la “Batalla de los Gigantes», combate en el que hubo 102.000 espectadores presenciándolo.
Esos dos triunfos le brindaron a Firpo la posibilidad de ser el primer argentino en tener la chance del título mundial y así llegó la gran pelea por el Campeonato Mundial de los Pesados frente a Dempsey que era considerado el deportista más destacado de ese momento. 
 
La velada se organizó el 14 de septiembre de 1923 en el estadio Polo Grounds de Nueva York con la presencia de más de 80.000 personas que pagaron 50 dólares para estar presenciando la denominada, por aquel entonces, la «Pelea del Siglo». 
 
En el round inicial Firpo sufrió varias caídas pero hubo un momento histórico que fue cuando el argentino encestó seis golpes seguidos a su oponente y lo sacó del ring. Sin embargo el estadounidense fue ayudado por el árbitro de la pelea quien tardó en empezar el conteo y así favoreció al yanqui que estuvo 17 segundos para volver al combate. 
Además en ese mismo round Dempsey cometió cuatro infracciones por las que hubiera correspondido la descalificación pero eso no sucedió y terminó venciendo por KOT sobre el filo del primer minuto (57 segundos) del segundo round.

Toda esa historia fue seguida en Buenos Aires por la gente que se reunía en torno a las carteleras de los diarios. Debido a que eran pocas las personas que tenían radio -en ese tiempo- a galena, se decidió colocar un gran parlante en la calle Lavalle casi esquina Azcuénaga. Ese equipo radial estaba ubicado en el edificio de la Soci  edad Anónim

a Usina Eléctrica de General Lamadrid y un locutor se encargaba de leer los cables telegráficos que llegaban desde Nueva York. Así se vivió en Buenos Aires la «Pelea del Siglo» entre Firpo y Dempsey.