Tenis: LONDERO DEJA ESCAPAR EL TRIUNFO ANTE RUUD

Tenis: LONDERO DEJA ESCAPAR EL TRIUNFO ANTE RUUD

Una vez más, el Argentina Open no tendrá un campeón argentino: Londero cayó ante Casper Ruud, quién enfrentará a Pedro Sousa por el título.

Por Ezequiel P. Pernica (Agencia VEIEM 360) para DAP

Con la baja de Diego Schwartzman por lesión, recaía en Juan Ignacio Londero la única esperanza del público local para desterrar la maldición del torneo. Desde 2008, el ATP de Buenos Aires no tiene un campeón argentino, el último fue David Nalbandián hace doce años.

Luego de que el «Rey David» se consagrara en la tierra naranja del BA Lawn Tennis Club, pasarían cinco campeones españoles, un ucraniano, un italiano y dos veces un asutríaco. Pero no un argentino. Robredo, Ferrero, Almagro, Nadal, Dolgopolov, Cecchinato, Ferrer en tres ocasiones y Thiem en dos.

El «Topo» arrancó con solvencia frente al jugador más regular del torneo, el noruego Casper Ruud, quién no había cedido ningún set a lo largo de todo el torneo y se quedó con el primer parcial por 6-4.

Ya en la segunda manga, el cordobés quebró 5-4 y sacaba para partido cuando comenzó a mostrarse impreciso y errático. Ante las señales de dificultad para cerrar el partido, Ruud vio luz y entró. No dejó pasar la oportunidad y remontó la situación para llevarse el set por 7-5.

Ya en el definitivo, el resultado se dio de manera absolutamente favorable para el noruego, quién volvió a demostrar tanta solvencia como en los partidos anteriores. Ahora enfrentará al portugués Pedro Sousa, revelación del torneo, por el trofeo de campeón.

Pedro Sousa, de lucky loser a finalista

Ésta versión del 2020 del ATP Buenos Aires tuvo, además del partido más largo de la historia del certamen, al primer lucky loser finalista. Pedro Sousa entró al main draw gracias a la lesión de Cristian Garín. Superó a Díaz Acosta, a Josef Kovalic, Thiago Monteiro y ahora está en la final. Hace casi una semana no se imaginaba que jugaría la final cuando se marchó derrotado por Facundo Bagnis. Hoy, el destino (y el tenis) le da una nueva oportunidad.