Tenis de Mesa: EL ANSIADO REGRESO AL CENARD

La Selección Argentina de Tenis de Mesa volvió al ruedo con los entrenamientos en el CeNARD

(Fuente: Federación Argentina de Tenis de Mesa)

Tras diversas gestiones de la FATM, cumplimientos de trámites, elevación de protocolos y aprobación, la autorización se otorgó y nuestros atletas se encuentran en su segunda semana de práctica en las instalaciones del CeNARD.

Horacio Cifuentes y Martín Bentancor regresaron de Mendoza, donde se encontraban entrenando junto a Gastón Alto, Santiago Lorenzo, Francisco Sanchi y otros jugadores, durante la prohibición de entrenamientos en el CeNARD, acompañados por Gustavo Levisman y Matías Alto.

“Ir a Mendoza fue una buena decisión para todo este tiempo. Se nota la diferencia de altura (entre Mendoza y Buenos Aires) en la curva de la pelota, así que estos días fueron de adaptación. En dos semanas, si todo va bien, viajo a Europa para retomar allá», relata Cifuentes, actual N°74 del ranking mundial.

Por su parte, nuestro representante en los Juegos Olímpicos de la Juventud, Buenos Aires 2018, Martín Bentancor nos cuenta: “estoy muy contento por la estadía en Mendoza. Es lindo volver al CeNARD y continuar el proceso para recuperar de recuperación del alto rendimiento. Ahora esperando avanzar con el viaje a Europa y retomar la liga, cuanto antes, en las mejores condiciones que se pueda”

Agustina Iwasa nos cuenta que «se estaba esperando mucho la vuelta a las mesas, así que es lindo retomar y volver a ver a mis compañeros. Por suerte, como estuve entrenando físico desde casa durante toda la pandemia, me mantuve en forma. Ahora, estamos en plena adaptación para volver a alto rendimiento dentro y fuera de la mesa». También señala que se siente «raro estar cada uno es su sector y con distancia, pero lo bueno es volver a empezar».

Canela Molero, declara que está “feliz de volver a entrenar y, aunque sea con distancia social, ver a compañeros y entrenadores. Asimismo, señala que de a poco “estamos tratando de volver al ritmo anterior”.

Los entrenamientos en el CeNARD se organizan bajo estricto protocolo, con dos turnos de por día de dos horas cada uno. En cada grupo de entrenamiento participan seis jugadores/as y dos entrenadores y se respetan todas las indicaciones de higiene y seguridad, con el debido distanciamiento social. Durante el entrenamiento, los jugadores/as se quitan el tapaboca, pero en todos los otros momentos deben llevarlo puesto.

“Los jugadores se están adaptando y acoplando y, de a poco, se van acomodando al regreso de la rutina de alto rendimiento. Todavía se cansan tras cada entrenamiento. Están con mucha energía y contentos de haber vuelto” nos cuenta Pablo KOATZ, Técnico Nacional.