Tenis: SCHWARTZMAN, CRÓNICA DE UNA BAJA ANUNCIADA

Debido a una lesión que sufrió el día viernes en su partido frente a Pablo Cuevas, el favorito del certamen Diego Schwartzman debió bajarse de las semifinales por un desgarro en el aductor izquierdo.

Por Ezequiel P. Pernica (Agencia VEIEM 360) para DAP

Viernes

Diego Schwartzman gana su partido frente a Pablo Cuevas. El partido más largo de la historia del Argentina Open, donde estuvo batallando con el uruguayo cerca de 3 horas y 40 minutos. El público festeja y explota debido al tenso y disputado partido no apto para cardíacos. El Peque no tiene ni ganas de festejar, agotado y dolorido, parece que hay más cosas en sus adentros además de su triunfo. El «Peque» saluda a la gente y agradece el aliento y la paciencia. Ya, en una zona mixta repleta de periodistas, el máximo favorito revela las malas nuevas: ha sufrido una lesión, probablemente un desgarro en el isquiotibial izquierdo. El panorama es complicado y hay que esperar qué revelan los estudios.

Sábado

Hay un aura de incertidumbre que rodea la sala de prensa del Argentina Open. Todos especulan. Parte de la prensa discute consigo misma. Que hay que esperar. Que para qué esperar. Que juega. Que no. Londero y Ruud, que disputan la primera semifinal saltan a la pista del Court Central Guillermo Vilas. Corre el rumor tan esperado: el «Peque» se baja nomás. En los 20 años del certamen, las lesiones perjudicaron a varios jugadores y su máxima estrella no estuvo al margen. En la cabina suenan los móviles. Ya es oficial y el Diego lo anunciará en rueda de prensa. Los periodistas bajan de la cabina a la salida más cercana a pesar de que el partido continúa. Algunos espectadores se quejan de que la prensa rompe el protocolo, aunque ignoran por qué.

Diego Schwartzman llega a una carpa de prensa colmada. Ratifica el escenario más probable. «Pensé que era el isquio, pero terminó siendo el aductor mayor. Es un músculo que en el tenis está más comprometido. Elegí escuchar las recomendaciones del médico», explica. Y además agrega: «Tendré una recuperación de dos a tres semanas. Trataré de volver para la gira de cemento en Estados Unidos pero La Copa Davis también queda casi descartada».

Las lesiones en éste comienzo del 2020 se cobró otra víctima y el Argentina Open lo sufre. Primero fue Thiem, luego Berretini. Más tarde Garín, campeón del ATP 250 de Córdoba. Luego Verdasco y ahora Schwartzman. El «Peque» se dirige al Court Central donde dirige unas palabras al público, pidiéndo disculpas y agradeciendo por la fidelidad. El público aplaude. Gigante, chiquito, canta Sergio Denis. De «Peque», no tiene nada.